montura Ray Ban de vista

Las gafas graduadas pueden ser de pasta, metálicas, nylon o al aire, siendo muy recomendable elegir el estilo teniendo en cuenta nuestra personalidad pero sin olvidar la importancia de la graduación.

En la actualidad, las más vendidas son las de pasta grandes. Las metálicas y las de nailon están cayendo en desuso, mientras que las de “al aire” tienen un público fiel al que no gusta que se vean las monturas.

Gafas graduadas: consejos

Lo más importante a tener en cuenta para elegir unas gafas graduadas es el puente. Si no se ajusta bien a la nariz, esa montura aparte de quedar mal, siempre tendrá la incomodidad de caer hacia delante.

Las varillas también deben de quedar ajustadas alrededor de las ojeras. Siendo posible su modelación siempre y cuando no sean demasiado cortas.

Gafas graduadas según la prescripción

Según la graduación es más aconsejable elegir un estilo de montura para que estéticamente queden mejor.
– Para una hipermetropía alta: En estos casos la mejor elección será una montura redondeada de pasta. Así conseguiremos una lente más fina y por lo tanto menos peso y más comodidad.
– Para una miopía alta: Lo que se recomienda es una montura pequeña ya que las lentes miópicas son más finas en el centro y así resultará un cristal bastante más delgado.
– Para una hipermetropía media y una miopía media pueden elegir cualquier tipo de montura, incluso de nylon o al aire.
– Mientras que para ametropías bajas no es aconsejable usar monturas al aire o de nylon ya que las lentes se pueden romper por ser tan finas.

Los armazones semi-al aire llevan un nylon para sujetar a las lentes. Si son muy finas, no lo podrá realizar con estabilidad y las lentes se podrán caer.
Cuando vaya a elegir unas monturas, tenga en cuenta su graduación.
Las gafas graduadas on line suelen ser más económicas ya que el comercio electrónico es menos costoso y además, está sometido a mucha más competencia.

Antes de pedirlas tenemos que conocer nuestra graduación y para eso tendremos que acudir a un profesional de la visión. Bien a un óptico o a un oftalmólogo.

Lo recomendable es realizarse una revisión todos los años. Posiblemente en un año no cambie nuestra ametropía, pero es importante acudir a las revisiones ya que en los ojos se puede apreciar diferentes enfermedades generales como la diabetes o la hipertensión.

A la hora de elegir unas monturas graduadas tendremos que escribir los números de nuestra receta. Cuando tenemos miopía los números serán negativos y si es hipermetropía, serán positivos. Mientras que el astigmatismo siempre será en negativo con los grados.

Si lo que necesitamos pedir es para leer correctamente, tendemos que pedir unas lentes con la graduación que salga de la suma de la adición con lo de lejos. Siempre debe de salir positivo a no ser que seamos unos miopes altos.

En cuanto a las reducciones… Hay varias, lo aconsejado es a partir de 3.00D meter el primer reducido (n=1.6).  y a partir de 4.00D poner el segundo (n=1.67)

Si usted es miope, puede reducir las lentes escogiendo una montura pequeña ya que las lentes negativas son más finas en el centro que en los lados. Pero si eres hipermétrope puede elegir un sistema de fabricación llamado precal que puede dejar a sus nuevas gafas sumamente estéticas y finas.

Si lo que quiere es comprar unas gafas progresivas, deberá mandar a su óptica online una foto de su rostro para conseguir saber los parámetros de montaje en estas especiales gafas graduadas on line para poder ver bien tanto de lejos como en cerca.

[yasr_visitor_votes size=”small”]