Rayban de famosos

Comprar gafas de sol, es una acción sumamente saludable para nuestros ojos. Tenemos que ser conscientes de que nuestros ojos son mucho más sensibles que nuestra piel.

El mejor lugar para monturas sigue siendo la óptica. Pues es el único sitio donde todas las gafas de sol están homologadas y donde únicamente existe una máquina llamada fronto con la que se puede conocer si las lentes protegen de verdad para así luchar contra las falsificaciones.

Comprar gafas falsificadas supone un grave peligro para la retina. Cuando una persona se pone unas gafas de sol, sus pupilas se dilatan. Por eso, si las gafas no tienen protección, entran aún más rayos dañinos a los ojos que sino lleváramos nada.

Así que, comprar gafas de sol supone, además de la comodidad, disminuir las posibilidades de padecer en un futuro alguna enfermedad ocular como catarata, Dmae, Retinopatía…

Comprar gafas de sol: Lentes

Es importante saber que cuando la lente es marrón, aumenta ligeramente el contraste dando una ligera mejoría en la visión. Comprar lentes con este color a una persona con dificultad para ver, podemos mejorar un poco su nivel de vida.

Las lentes grises no mejoran el contraste, mientras que el verde aumenta ligeramente la agudeza visual. Aunque para las personas mayores con problemas retinianos, se les debe de recomendar el color marrón ya que es el que más protege a la retina.

Y los demás colores, es mejor que lo evitéis.

Comprar monturas de sol: Playa o nieve

Participar en un torneo de nieve o pasear por la playa, no se debería de hacer sin usar gafas de sol. En estas dos actividades, bien por la nieve o bien por la arena/mar, hacen que las radiaciones solares aumenten en un 80%.

Recordar, usar lentes de sol significa salud. A parte de la moda, unas lentes correctas, aumentan considerablemente la posibilidad de no sufrir de ninguna enfermedad grave de visión.
[ratingwidget]