Cover Test ¿Cómo se realiza?

cover test

La prueba conocida como cover test (CT) es un método objetivo utilizado habitualmente en la práctica clínica para la estimación de la presencia, dirección y magnitud de cualquier tipo de desviación de los ejes visuales de un individuo.

Se trata, pues, de una prueba binocular por excelencia, no sólo por su objetividad al evaluar si un paciente presenta una heteroforia, sino porque es esencial para la determinación de la existencia de una tropía.

El examen de cover test consta de varias partes: una denominada CT unilateral y otra CT alternante, de forma que ambas deben realizarse tanto en visión lejana como en visión próxima (habitualmente a 40 cm).

La primera de ellas determina la existencia de una tropía y la segunda establece la presencia de una heteroforia, además de medir la desviación.

En cualquier caso, cuando se habla de la determinación del CT siempre deben realizarse ambas medidas.

Cover Test: Procedimiento

Debe realizarse al inicio del examen visual.

El paciente puede llevar su prescripción habitual si lo que se pretende es conocer cómo es su binocularidad con su corrección, o bien el resultado del máximo positivo de máxima agudeza visual binocular para así conocer si su binocularidad se mantiene, mejora o empeora con el nuevo subjetivo.

Cover test unilateral

La prueba comienza siempre con el CT unilateral, donde se ocluye y desocluye un ojo para observar el movimiento del otro.

Mientras el individuo fija un optotipo, tanto en visión lejana como próxima, se comienza ocluyendo uno de los dos ojos.

El oclusor utilizado puede ser opaco o translúcido, teniendo este último la ventaja de permitir observar el ojo ocluido a través de él.

Así, se ocluye y desocluye el ojo derecho (OD) varias veces y se observa qué ocurre en el ojo izquierdo (OI), y a continuación se ocluye y desocluye el OI para ver si existe o no movimiento en el OD.

En el caso de las tropías unilaterales, cuando se ocluye y desocluye el ojo no estrábico, se observará un movimiento en el ojo desviado, pues éste necesita retomar la fijación, pero no se observará ningún movimiento al ocluir y desocluir el ojo estrábico.

Como ejemplo, si al ocluir el OD, el OI presenta un movimiento hacia fuera, y al desocluir el OD, el OI se dirige en dirección nasal, se tratará de una endotropía del OI.

En el caso de las tropías alternantes, el movimiento del ojo desviado sólo es aparente cuando se ocluye el otro ojo, no existiendo movimiento de nuevo al retirar el oclusor.

Por ejemplo, en el caso de una exotropía alternante, al ocluir el OI el OD se moverá en dirección nasal, y al desocluir no existirá movimiento alguno.

Si entonces se ocluye el OD, el OI retomará la fijación moviéndose en dirección nasal, y al desocluir tampoco existirá movimiento.

Por este motivo, una tropía alternante puede pasar desapercibida en un examinador poco experimentado por lo que debe tenerse especial cuidado en la ejecución del CT unilateral.

En el caso de hallar una tropía en cualquiera de los dos ojos, se debería realizar el CT unilateral en las nueve posiciones diagnósticas de mirada con el fin de comprobar la existencia de una posible inconcomitancia.

Cover test alternante

El CT alternante comienza inmediatamente después del unilateral.

Confirma la dirección y mide la magnitud de la foria o tropía.

En este caso, se ocluyen alternativamente ambos ojos mientras se observa el movimiento que realizan los ojos al retirar el oclusor de éstos.

Un movimiento en dirección nasal del ojo ocluido cuando se destapa indica la existencia de una exodesviación, y una endodesviación cuando es al contrario.

Si el movimiento del ojo al destapar es hacia arriba, se trata entonces de una hipodesviación de ese ojo y una hiperdesviación si es al contrario. Así, si en el CT unilateral no se ha encontrado la existencia de una tropía, el movimiento hallado en el cover test alternante indica la presencia de una heteroforia.

Si, por el contrario, en el CT unilateral se detecta una tropía, bien sea unilateral o alternante, el movimiento observado en el CT alternante determinará la magnitud de la tropía.

Para la medida de la magnitud de la desviación, se realiza de nuevo el CT alternante utilizando prismas sueltos o en forma de barra de prismas, de base nasal (BN) para las exodesviaciones, base temporal (BT) para las endodesviaciones, base superior (BS) para las hipodesviaciones y base inferior (BI) para las hiperdesviaciones.

Así, mientras se realiza el cover test alternante se va incrementando la potencia prismática en la dirección adecuada hasta que se observa la inexistencia de movimiento.

La barra de prismas debe situarse en posición de plano frontal (cuando habitualmente los prismas suelen ser orgánicos), es decir, con la superficie ocular del prisma perpendicular a la dirección del objeto fijado.

Esta forma de colocar el prisma permite eliminar la mayor cantidad de oblicuidad de los rayos para no interferir con una falsa desviación de los ojos, obteniendo de este modo medidas más precisas.

Por este motivo, en la medida en visión de cerca el prisma debe girarse ligeramente en dirección nasal para facilitar la convergencia de las líneas de visión del paciente.

Además, la potencia efectiva del prisma disminuye según se aleja el prisma de los ojos, es decir, cuanto más lejos esté el prisma de los ojos mayor potencia prismática será necesaria en la medida del cover test alternante.

Para evitar esta situación la barra de prismas debe situarse a una distancia no más lejana de 1 cm desde el ojo.

Añade tu comentario