DMAE

Dmae en la actualidad se prefiere llamar Degeneración Macular pues cada vez aparece en edades más tempranas.

La DMAE afecta a un 10% de la población mayor de 65 años. Lo que representa la primera causa de ceguera en los países desarrollados por encima de edad.

  • Patología:

En sus inicios se suele apreciar pequeños depósitos redondeados, elevados, amarillos y bien delimitados.

Estas lesiones son conocidas como drusas e indica un mal funcionamiento del epitelio pigmentario, que es incapaz de renovar el material de la membrana de los fotorreceptores, acumulándolo debajo de la membrana de Bruch y provocando la muerte del epitelio pigmentario.

Clínica de la DMAE:

La DMAE se manifiesta con mayor frecuencia entre la población con poco pigmento, ojos claros, arteriosclerosis, expuesta a los rayos UVA y al tabaco.

Las drusas es el primer signo clínico y tienen dos etapas:

  1. La forma no exudativa o seca:

Suele ser unilateral. Es la más frecuente (cerca del 90% de todos los casos). El paciente pierde progresivamente la visión central y el campo.

En el fondo de ojo se observan drusas, cambios pigmentarios y una zona atrófica justo en la mácula.

  1. DMAE exudativa:

Es la forma más grave y supone el 10% de los casos. Se suele iniciar con la aparición de drusas pero la AV disminuye drásticamente en muy poco tiempo. En la mácula aparecen neovasos de origen coroideo que dejan escapar líquidos y sangre.

  • Cuadro clínico:
  • Metamorfósias o moscas volantes.
  • Aparición de una cicatriz disciforme macular.