Estrabismo: Tipos y causas

estrabismo

El estrabismo es la desviación del eje visual de un ojo de su posición normal. Hay dos formas principales de estrabismo manifiesto o también llamado heterotropía.

Concomitante: El ojo desviado acompaña al ojo fijador en todas las direcciones de movimiento.

El ángulo de desviación permanece igual en todas las direcciones de mirada.(Puede ser este monolateral o alternante)

Parlítico: Se debe a la parálisis de uno o más músculos oculares extrínsecos. El ángulo de desviación no es igual en todas las posiciones de la mirada. Por ello, esta desviación se denomina también incomitante.

El concomitante es mas frecuente en niños y el paralítico en adultos, esto es debido a que el concomitante es congénito, por regla general, se adquiere en los primeros años de vida, y el paralítico es generalmente adquirido, por ejemplo por un accidente.

¿Qué es el estrabismo?

El estrabismo se define como la condición en la que uno o ambos globos oculares se desvían.

La desviación hacia el interior, es decir, hacia la nariz, se denomina exotropía, exotropía hacia el exterior.

Es frecuente en la infancia y se puede corregir con gafas total o parcialmente. Cuando el lente no corrige completamente el estrabismo, se puede realizar una cirugía con excelentes resultados.
ESTRABISMO
Es esencial identificar el defecto visual total que a menudo genera el estrabismo.

Corregir el defecto mejora la visión y la desviación del bulbo.

La corrección óptica debe hacerse lo antes posible.

La oclusión del ojo con mejor visión ayuda enormemente al ojo que ve menos, evitando la pereza visual o la ambliopía.

El oftalmólogo requiere un examen ortopédico para una evaluación preoperatoria más completa.

Los defectos de la motilidad ocular son frecuentes en la infancia y alrededor del 2% de la población tiene una desviación manifiesta de los globos oculares.

Alrededor del 4% de la población no presenta una visión estereoscópica, es decir, tridimensional, que es la prerrogativa de los sujetos con ojos rectos e igualmente funcionales.

Por lo tanto, el problema del estrabismo no es sólo estético.

Este aspecto es de primordial importancia para los padres que visitan a sus hijos en el oftalmólogo, pensando que este aspecto externo es lo único que debe tratarse, sin implicaciones funcionales visuales para el ojo desviado.

El ojo torcido es casi siempre no sólo un importante problema estético sino que es sobre todo un problema funcional.

El ojo torcido tiene una visión pobre y pronto desarrolla una ambliopía discapacitante, es decir, pereza visual en comparación con el ojo recto dominante.

Esto significa una visión deficiente y si el tiempo de intervención no es temprano, existe el riesgo de una hipofunción visual permanente.

El ojo se mueve en todas las direcciones posibles gracias a la acción de seis cuatro músculos rectos y dos oblicuos.

Los cuatro músculos derechos nacen en el ápice de la órbita y llegan al bulbo siguiendo una trayectoria recta; se denominan según la posición de ataque en el recto superior, el recto inferior, el recto interno y el recto externo.

En el globo ocular también se insertan dos músculos oblicuos – oblicuo superior y oblicuo inferior – llamados así por su particular trayectoria dentro de la órbita.

Dado que los ojos siempre se mueven juntos, cuando un músculo de un ojo se activa al mismo tiempo, se activa un cierto músculo del otro ojo, que se llama antagonista contralateral.

Por ejemplo, si quieres mirar a la derecha, el músculo recto dentro del ojo izquierdo y el músculo recto fuera del ojo derecho se contraen simultáneamente.

El sistema motor está condicionado por el sistema sensorial que transmite la información necesaria para corregir tanto el enfoque como la posición de los globos oculares, de modo que el objeto observado siempre está fijado por la fovea (la zona de la retina responsable de la agudeza visual) de los dos ojos.

Al mismo tiempo, el sistema sensorial sólo puede realizar sus funciones si el sistema motor funciona correctamente.

Estrabismo concomitante:

– Causas:

  • Factores genéticos.
  • Defectos de refracción no corregidos.
  • Fusión insuficiente.
  • Reducción de visión unilateral.
  • Otras causas:

*Lesiones perinatales (como prematuridad y asfixia)

*Traumatismos cerebrales o encefalitis.

– Formas de concomitante:

  • Convergente (endotropías o esotropías). Desviación del eje visual hacia dentro.
  • E. divergente (exotropía).Desviación del eje visual hacia fuera.
  • E. (hipertropía e hipotropía).Desviación ocular con un ojo mas alto que el otro.
  • Ciclotropía o giro del ojo sobre el eje visual.

Estrabismo paralítico o incomitante:

La parálisis de los músculos oculares puede afectar a uno o varios músculos simultaneamente.

– La parálisis puede ser:

  • Incompleta (paresia): Más frecuente.
  • Completa (parálisis).

– Causas:

  • Las causas pueden ser producidas por:

Trastornos congénitos de la motilidad ocular debido a:

*Encefalitis prenatales.

*Aplasia de los nucleos de los músculos oculares.

*Traumatismos en el parto.

  • Trastornos adquiridos de la motilidad ocular a consecuencia de:

*Diabetes mellitus.

*Esclerosis múltiple.

*Tumores intracraneales.

*Arterioesclerosis.

*Isquemia central.

*SIDA.

*Traumatismos y otras causas.

  • Trastornos de la motilidad ocular de causa neurógena.
  • Trastornos de la motilidad ocular de causa miogénica.
  • Trastornos de la motilidad ocular de causa mecánica.

– Síntomas:

  • Parálisis de la mirada.
  • Diplopia.
  • Posturas compensatorias de la cabeza.
  • Tortículis ocular.
  • Ángulo de disviación incomitante.

Añade tu comentario

Pago Seguro

Precio Mínimo

Envío Gratis