837

 

29,00

  • Color

    Ojo Derecho

    Ojo Izquierdo

SKU: 837 Categorías: ,

Descripción

Las gafas de ver 837 tienen los cristales endurecidos, reducidos y con antirreflejo por tan solo 29€. Escoger una gafa puede resultar una labor aburrida. Especialmente si son las primeras. Si ya eres veterano en esto de llevarlas, la resolución, todavía de este modo, prosigue siendo bien difícil.

¿Cómo elegir las primeras gafas de ver?

Jamás le damos la relevancia que verdaderamente tiene. Piensa ya antes de adquirir. Tus lentes van a ser, desde este momento, la primera cosa que la gente vea en ti. Es tu presentación, lo que te va a delimitar. Es el único complemento que vas a llevar todos y cada uno de los días ¡¡en tu cara!! a lo largo de ¿un año? quién sabe, es posible que aun más…

¿Prosigues pensando que la elección es simple?

No voy a darte consejos sobre fisonomía facial, ni sobre tonos de pelo. Acá tienes tres claves muy prácticas para asistirte, seas primerizo o bien no, en la dura labor de “elegir tus gafas”.

¿Para qué necesitas las gafas de ver?

Tenemos de entrada 2 opciones: Lejos y/o Cerca. Existen diferentes variables: pueden ser solo para leer, solo para utilizar el PC, para lejos o bien para todas y cada una de las distancias (entre los usos más habituales). Lo normal es que la precises para una distancia, en tal caso debes meditar si la vas a utilizar todo el día o bien solo de cuando en cuando.

LEJOS: Si precisas emplear una gafa para lejos, implica que la vas a emplear todo el día. Y que va a ser la primera cosa que cojas por la mañana y te quites de noche. Piensa en lentes ligeras y que no te incordien visualmente, esto es, las monturas pequeñas entorpecen en muchas ocasiones en nuestro campo visual. Tenlo muy presente en el momento de hallar tus lentes.

CERCA: Las lentes de cerca las vamos a poner de casualidad, como su nombre señala, son sola y únicamente para leer y para distancias cortas (de qué manera leer tus whatsapps). En un caso así, que nada te limite. Las situaciones en las que las usaras públicamente son pocas y ¿por qué razón no llevar una gafa de mil colores?

Es fundamental saber si precisas llevar tu gafa puesta todo el día, en instantes puntuales o bien conjuntadas con lentillas. El empleo que le vas a dar va a ser diferente en todos y cada uno de ellos de los casos.

Empleo diario: Si precisas ponertelas todo el día y no utilizas lentillas, esa gafa va a ser la que te defina. Siempre y en toda circunstancia irá contigo, y nada menos que ¡en tu cara! Piénsalo: no puedes ponerte cualquier cosa, pero… ya antes que la moda y la estética, debe primar la comodidad. Por suerte los materiales con los que se fabrican las monturas en al actualidad son ligerísimos (charlaré de ello más adelante). Si no tienes una preferencia, me decantaría por las lentes de pasta en modelos XL ¿por qué razón? son ligeras, cómodas, no llevas plaquetas (si, esas piezas terribles de silicona que se clavan en la nariz) y que sean grandes asisten a tener más amplitud en el momento de ver (que por otra parte…es lo más esencial).
Empleo puntual: Acá las opciones son ilimitadas ¿qué te puede preocupar? busca modelos amenos, audaces y con colores. Olvídate de la mini gafa de lectura. No debes llevarla por la calle, ni en tu día a día: solo cuando lo precises. ¿Qué situaciones requieren que te pongas tus lentes?
Conducir: Emplea lentes grandes que te den un mayor campo de visión, de esta manera la conducción va a ser más natural. No permitas que tus lentes te limiten.

Leer: unas lentes de pasta (vosotras chicas y chicos con pelo largo que las ponéis en la cabeza…así las plaquetas no os van a tirar del pelo) y sobre todo con varilla flexible. Este género de gafa padece mucho por el hecho de que la deberás eliminar y poner infinidad de veces al día. Todos tendemos ha hacerlo con una sola mano, con lo que las varillas terminan cediendo: si las varillas llevan un muelle flexible la gafa no sufrira.
la fotografía

Conjuntada con lentillas: A las que llamo “gafas de sofá” . Las emplearás diariamente mas ¿en qué momento? en casa y en el momento en que te quites las lentillas. Busca una gafa ligera, que te deje hacer lo que más te guste cuando estás en casa: y que mejor forma de terminar el día que en el sofá…Si es con lo que tenga varilla flexible, si es leyendo, que sea al aire por abajo y que nada te moleste, ¿computador? una gafa al aire completa te va a dar la sensación de continuar llevando tus lentillas…¡Va a depender de cuanto hagas cuando llegues!

Esta pregunta es muy importante: no pueden llevar exactamente la misma montura un electricista que una recepcionista., Ni por imagen ni por usabilidad. Cada persona es diferente: todos tenemos nuestro estilo y nos decantamos por unas tendencias o bien otras, mas tratándose de unas lentes, asimismo debemos ser prácticos.

Si tienes mascotas, sabes que tarde que temprano, si eres un tanto despistado, acabasen con las gafas de ver en la boca. Es de este modo. Intenta que sean lentes de materiales resistentes y jamás emplees lentes de cristal.

¿Tienes pequeños? Entonces tus lentes asimismo están condenadas…pero ¡deja de preocuparte! materiales como la silicona o bien los acetatos son muy resistentes. Las varillas de flex y siempre y en todo momento las lentes orgánicas van a hacer que tengan una vida (un poco) más larga.

Oficina, PC, casa, oficina, computador, casa…si tu vida es de esta manera, despreocúpate, tu solución no es la moda,apuesta por la comodidad. No lleves lentillas si trabajas con PC a lo largo de tu jornada laboral: utiliza lentes hiper ligeras: titanios y beta-titanios con plaquetas de silicona, y estas cuanto más grandes mejor (no son muy estéticas, mas cuanto mayor apoyo tengas en la nariz, menos incordiarán).

Tienda, cara al público, hostelería: Tu montura, aparte de ligera y moderna, ha de estar siempre y en toda circunstancia ajustada: no deseamos que la pierdas con ningún movimiento. De ahí que busca que las varillas sean de acetato y se puedan moldear.

Si en tu trabajo corres el peligro de que algo le salte a tus cristales (véase: electricista, soldador, mecánico, químico, etc) procura llevar lentes de seguridad graduadas o sobre las tuyas. Intenta no salir con ellas a la calle y también procura tener 2 pares o bien la “vieja” para trabajar. Las monturas se acostumbran a estropear rapidísimo con las agresiones externas.

Hay muchas más variables para seleccionar una gafas de ver conveniente a ti, mas con estos tres consejos puedes llegar a tu óptica de confianza sabiendo lo que deseas con más claridad.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “837”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *