gafas de sol niños

Las gafas para niños se deben de seleccionar pensando en la edad. Cuando son muy pequeños se recomiendan de plástico flexibles, y cuando cumplen los 3 o 4 años ya pueden llevar gafas de pasta o metálicas.

Siempre son con colores muy atractivos y decoradas con sus dibujos preferidos. Pero lo más importante, siempre será la comodidad.

Gafas para niños

Tienen que ser atractivas para él, por lo tanto la seleccionaremos con su color favorito.

Es muy importante que se le ajusten muy bien de la nariz y que sean lo suficientemente amplias de cristal para impedir que mire por los laterales.

Si es miope no es muy importante pero si es hipermétrope, lo tenemos que tener muy en cuenta ya que suelen mirar por encima de las gafas.

Si hemos escogido el tamaño correcto y las gafas para niños se apoyan correctamente sobre su nariz, tendremos que usar un cordón para impedir el movimiento de la montura pero si apretar demasiado, porque sino va cómodo se las quitará, o incluso le harán herida en la nariz.

Cuando el niño es muy pequeño, se recomienda monturas de pasta blandas. Y cuando deje de ser bebe, puede elegir cualquiera.

Los cristales recomendados siempre debe de ser lentes de policarbonato ya que es el material más resistente a los golpes, y así evitaremos cualquier peligro por rotura de los cristales en algún golpe fortuito.

Monturas para niños de sol

Los ojos de los niños son los más sensibles a los rayos ultravioletas por lo tanto, es muy importante su protección.

El frecuente uso de gafas de sol pueden disminuir drásticamente las posibilidades de padecer en un futuro cualquier patología retiniana.

Hasta los 14 años el ojo no desarrolla su protección contra los rayos dañinos del sol y por eso tienen que ser de uso común.

[ratingwidget]