Gafas progresivas afflelou

Las gafas progresivas sirven para solucionar la vista cansada o la presbicia. Es un trastorno visual que se manifiesta a partir de los cuarenta años. Con el tiempo, nuestros ojos empiezan a tener problemas para enfocar los objetos de cerca, por lo que acciones como alejar un libro o una revista llegan a convertirse en actos reflejos habituales.

Se ha generalizado el mito de que, para no acelerar la progresión de la presbicia o “vista cansada”, lo mejor es retrasar lo más posible su utilización.

Nada más lejos de la realidad: Una vez que la presbicia aparece, su avance es “implacable” y la visión de cerca empeora paulatinamente con el paso de los años, se usen o no graduación. De hecho, al no valernos de una solución compensadora, podemos sufrir dolores de cabeza, visión borrosa momentánea, pérdida de la capacidad de concentración y disminución del rendimiento laboral.

Gafas progresivas

Son la solución para la presbicia o vista cansada, permitiéndote ver bien a cualquier distancia. En un cristal progresivo, la graduación varía progresivamente a lo largo de la superficie del cristal.

La visión de lejos se sitúa en la parte superior del cristal, la visión intermedia (unos 60 cm) en la parte central, y la visión cercana (distancia de lectura) en la parte inferior.

Los diseños en cristales progresivos para la presbicia han evolucionado mucho. En la actualidad, gracias a un mejor conocimiento del sistema visual y el desarrollo de las técnicas y materiales de fabricación, todos los usuarios disfrutan de una gran comodidad visual y de una rápida adaptación.

Consejos para usar gafas multifocales:

  1. Para la visión cercana, mira por la parte inferior de tus lentes progresivas. Inclina ligeramente tu cabeza y baja la mirada.
  2. Para la visión intermedia, mira por el centro de las gafas. Inclina ligeramente la mirada.
  3. Para la visión lejana, mira por la parte superior de tus gafas. Mira de frente.
  4. Para leer, mira hacia la zona inferior de las lentes.
  5. Para trabajar con el ordenador, sitúa la parte superior de la pantalla a la altura de los ojos, mantén la distancia de un brazo con la pantalla y ajusta la iluminación ambiente de manera uniforme.
  6. Para bajar las escaleras, inclina la cabeza hacia delante y mira por la parte superior de la lente, como si estuvieras mirando a lo lejos.
  7. Para ver un objeto situado a un lado, recuerda girar la cabeza y no los ojos.

[ratingwidget]