GLAUCOMA

El glaucoma es una enfermedad ocular caracterizada por una elevación de la presión intraocular que provoca daños en las fibras ópticas que entra en el nervio óptico, dando lugar a pérdida de la visión.

Glaucoma: Clasificación

  • Congénito: Se produce en el nacimiento o a edad temprana, generalmente debido a una malformación del ángulo de la cámara anterior.
  • G. de ángulo abierto: Forma lentamente progresiva del glaucoma en el ángulo de la cámara anterior permanece abierto, aparentemente debido a un flujo disminuido del humor acuoso a través de la malla trabecular.
  • G. de ángulo cerrado: Se produce como resultado del cierre del ángulo de la cámara anterior.
  • G. pigmenterio: En el que los espacios de la malla trabecular han llegado a bloquearse con pigmento uveal.
  • G. primario: Es el que no se debe a una enfermedad ocular preexistente.
  • G. secundario: Se debe a una enfermedad ocular preexistente.

El g. crónico simple (o de ángulo abierto) produce pocos síntomas o ninguno, mientras que el g. de ángulo estrecho o cerrado suele conllevar un cierto número de ataques “prodrómicos” con dolor ocular, visión borrosa, percepción de halos alrededor de las luces y, posiblemente, náuseas y síntomas gastrointestinales.

Estos ataques prodrómicos pueden ir seguidos de un ataque de ángulo cerrado, que se caracteriza por un elevado y repentino aumento de la presión intraocular, conformación de sinequias y pérdida importante del campo visual.

Glaucoma: Tratamiento

En la actualidad se dispone de muchos métodos efectivos de tratamiento (entre los que se incluyen el empleo diario de agentes beta-bloqueantes y procedimientos quirúrgicos como la trabeculoplastia con láser), si bien el primer paso en el tratamiento es la detección precoz por medio de exámenes regularmente programados en los que se incluya la tonometría, la biomicroscopia y la evaluación del fondo de ojo bajo dilatación, así como la evaluación del campo visual.

Los factores de riesgo más importantes son una presión intraocular elevada (tanto para el g. de ángulo cerrado como abierto) y un ángulo de drenaje estrecho (para el g. de ángulo cerrado).

Dado que la presión intraocular se encuentra dentro de los límites normales en el glaucoma menos habitual, denominado de “baja tensión”, son de especial importancia los exámenes del campo visual y del fondo de ojo bajo dilatación para todos los pacientes de edad avanzada. Entre los factores de riesgo adicionales se encuentran la miopía y los antecedentes familiares.
[ratingwidget]