Lentes de contacto de color

lentes de contacto de color

Las lentes de contacto de color se usan para cambiar la expresión de la mirada. Cualquier persona con los ojos oscuros, puede tener unos iris del cualquier color que haya soñado.

Las más vendidas son las grises, las verdes y las azules.

Lentes de contacto de color:

Las lentes de contacto de color pueden ser de tonalidad marrón, miel, azul, azul fuerte, azul topacio, verde, verde brillante, gris… Aunque las lentillas más vendidas siempre son las de color azul, verde o gris.

La intensidad de las lentillas dependerá de la tonalidad de los ojos sobre los que se ponga. Si ponemos una lentilla muy clara sobre un iris muy oscuro, apenas se apreciará el color.

Por eso, en los ojos muy oscuros quedan mejor las lentillas de color ligeramente oscuras, ya que las clara pasan desapercibidas.

Lentes de contacto de color: Recomendaciones

El color que suele quedar mejor sobre los ojos oscuros, es el gris.

Dando una tonalidad diferente, mezclada y un poquito clara, sin resaltar en demasía. Es el recomendado para las personas que no quieren llamar mucho la atención con este tipo de lentillas.

Las verdes están diseñadas para lograr una mirada peligrosa e inolvidable. Siendo el color de las personas que no quieren pasar desapercibidas, ofreciendo unos ojos sorprendentes e inolvidables.

Las azules suelen ser las terceras que mejor resultado dan.

Constituyen la opción intermedia entre el gris y el verde, aunque en ojos muy oscuros, no suelen dar tan buen resultado como las anteriores.

Quizás porque estamos más acostumbrados a ver ojos azules, pero es cierto que las azules suelen quedar un poco falsas.

Y recordad que las lentillas de color pueden ser anuales, mensuales o diarias.

Siendo la recomendada las mensuales, ya que las diarias son muy finas y el color no es muy bueno; Y las anuales son muy caras y no se pueden limpiar correctamente.

Las lentes de contacto de color son unos productos cosméticos que pueden cambiar el color de los ojos, además de conseguir una buena visión sobre las personas con ametropías.

Las lentes de contacto de color están formadas por una lentilla normal transparente cuya periferia ha sido coloreada para conseguir imitar un iris del color deseado.

Lentillas de color: Tipos:

Pueden ser de todos los colores imaginables, pero el resultado final dependerá tanto de la intensidad como del color de los ojos y de las lentillas.
Los colores más usados son el verde, el gris y el azul.

Pero hay muchos más como el marrón, el naranja o el violeta. En la mayoría de los usuarios el verde es el más explosivo mientras que el gris suele quedar bastante natural.

Pueden ser anuales, mensuales o diarias dependiendo de la frecuencia del reemplazo.

Las anuales no son muy recomendadas ya que no se pueden limpiar en profundidad por el color, y esta limitación puede provocar complicaciones serias.

Las anuales solo tienen que ser la primera opción cuando estemos delante de un ojo con parámetros pocos habituales.

Las mensuales son las más vendidas y las que mejor resultado dan.

Su expresión es muy lograda y al tener un reemplazo tan limitado, las convierte en una opción muy higiénica y por lo tanto la preferida para todos los usuarios.

Las lentillas de reemplazo diario están destinadas para los usuarios esporádicos. Su manipulación suele ser más complicada ya que son muy finas.

Sobre los ojos de color intenso, no suelen quedar demasiado bien, logrando en la mayoría de los casos una expresión de dudosa naturalidad.
En cuanto a su utilización, no deben de ser utilizadas más de ocho horas al día y las lentes de contacto de color se tienen que limpiar con solución única.

Se pueden diferenciar tres clases de tintes en las lentes de contacto de color:

– Tintes de visibilidad:

¿Por qué algunas lentes de contacto tienen un ligero tono verde o azul?

Estos tintes apenas perceptibles se añaden a las lentes convencionales para verlas mejor antes de colocárselas en el ojo, en el peor de los casos, para encontrarla cuando se caen al suelo.

Dado que este tono es muy ligero, no modifica el color del iris.

– Tintes de realce:

Estos tintes, sólidos pero translúcidos, son un poco más oscuros que los tintes de visibilidad y su objetivo es resaltar el color natural de los ojos, especialmente en personas con ojos claros.

– Tientes de color:

Son los tintes más oscuros y opacos destinados a cambiar por completo el color de los ojos, incluso los más oscuros.

La mayoría de las lentes de contacto de color están disponibles tanto sin corrección como en diseños bifocales o para personas que tienen astigmatismo, además de en la modalidad desechables.

Las desventajas que conllevan las lentes de contacto de color son que, aunque los tamaños de las lentes se ajustan a la mayoría de los usuarios, habrá algunas ocasiones, por ejemplo, durante el parpadeo, en que la parte coloreada se deslice un poco sobre la pupila.

Además, el tamaño de la pupila cambia constantemente para adaptarse a las condiciones variables de luz de tal modo que habrá momentos, en especial durante la noche, en que la pupila puede ser mayor que la parte central no coloreada, lo que afecta ligeramente la visión.

De ahí la importancia de que la adaptación esté supervisada por un óptico-optometrista.

Lentes de contacto de color: Colores

Los colores disponibles dependen de cada fábrica.

Hay clientes que prefieren las lentes de contacto de color de la fábrica cooperVision ya que según ellos, los colores parecen más naturales.

Y siempre hablando de mensuales ya que las diárias, al ser tan finas no pueden resaltar en los ojos muy oscuros.

Las lentes de contacto de color se usan para cambiar el color natural de los ojos. Para evitar problemas por su mal uso, a continuación exponemos cómo se tienen que utilizar.

Lentillas de color: Uso

Nunca comparta tus lentillas.

Aunque parezca divertido intercambiar los colores entre tus amigas, sepa que es una práctica muy peligrosa, ya que son dispositivos médicos que se ajustan a las especificaciones de cada persona.

Su intercambio también puede transmitir bacterias dañinas, que pueden originar una grave infección ocular, amenazando la visión óptima.

lentillas de colores
Compre lentes de contacto de color.

Debes tener mucho cuidado.

Las de color, igual que con las normales tienen que limpiarse, desinfectarse y almacenarse con un exquisito cuidado para evitar cualquier posibilidad de contaminación.

Y no se olvide de reemplazar sus lentes de contacto de color según las instrucciones de su óptico.

No use si tiene los ojos rojos o irritados.

Esto puede ser un síntoma de que está sufriendo una infección en sus ojos que puede derivar en un problema serio.

Si nota algo raro durante el porte o al quitárselas, comuníqueselo inmediatamente a su profesional de la visión, y no las vuelva ha usar hasta que él lo indique.

En la actualidad, hay profesionales que indican que no se deben de usar las lentes de contacto de color durante más de cuatro horas seguidas.

Aunque ninguna de las fábricas ha indicado nada al respecto.

Futuro de las lentes de contacto de colores:

Las lentillas de color siguen creciendo en popularidad.

En la actualidad, se comercia una gran variedad de colores y efectos para elegir.

Aunque debes de ser muy consciente, de que todo el procedimiento de la adaptación y de la búsqueda de la lentilla correcta, la debes de realizar siempre con la supervisión de un profesional de la visión.

Las lentes de contacto de color más vendidas son mensuales de color gris o verde.

Las lentillas no solo proporcionan una calidad visual insuperable sino que, en ocasiones, también sirven para cambiar la apariencia de nuestros ojos.

Así, las lentes de contacto con color nos permiten modificar el color del iris, luciendo ojos azules cuando, en realidad, la naturaleza los ha hecho marrones.

Hoy en día, en el mercado están disponibles lentes de contacto con color de gran calidad que garantizan una apariencia natural, en una amplia variedad de colores, protegen frente a la radiación ultravioleta y se presentan en distintas pautas de reemplazo.

Las lentes de fantasía, por su parte, proporcionan el toque final perfecto a los disfraces y looks más creativos con sus múltiples formas y patrones.

Muchas personas que no necesitan corrección óptica utilizan lentillas cosméticas o de fantasía de manera puntual, por lo que piensan que no es necesario acudir a un óptico-optometrista.

Lentes de contacto con color: Dudas

Nada más lejos de la realidad: No son un simple accesorio de moda, sino productos sanitarios, y solo la evaluación previa que realiza un óptico-optometrista determinará si los pacientes pueden utilizarla sin problemas.

Además, el ojo de cada persona es diferente y no existe una lente “estándar” que se ajuste perfectamente a todos.

Cuando se adapta, se evalúa aspectos como la salud general y ocular del paciente, el estado del ojo y la medida de la cornea.

Y lo que es más importante, realiza un seguimiento periódico de las lentes de contacto con color.

Nos enseña las pautas de manipulación, limpieza y desinfección esenciales para minimizar cualquier posible riesgo, así como las horas de uso recomendadas y la frecuencia de reemplazo de las lentes.

Añade tu comentario

Pago Seguro

Precio Mínimo

Envío Gratis