lentes de contacto

Las lentes de contacto de color se usan para cambiar la expresión de la mirada. Cualquier persona con los ojos oscuros, puede tener unos iris del cualquier color que haya soñado.

Las más vendidas son las grises, las verdes y las azules.

Lentes de contacto de color:

Las lentes de contacto de color pueden ser de tonalidad marrón, miel, azul, azul fuerte, azul topacio, verde, verde brillante, gris… Aunque las lentillas más vendidas siempre son las de color azul, verde o gris.

La intensidad de las lentillas dependerá de la tonalidad de los ojos sobre los que se ponga. Si ponemos una lentilla muy clara sobre un iris muy oscuro, apenas se apreciará el color.

Por eso, en los ojos muy oscuros quedan mejor las lentillas de color ligeramente oscuras, ya que las clara pasan desapercibidas.

Lentes de contacto de color: Recomendaciones

El color que suele quedar mejor sobre los ojos oscuros, es el gris. Dando una tonalidad diferente, mezclada y un poquito clara, sin resaltar en demasía. Es el recomendado para las personas que no quieren llamar mucho la atención con este tipo de lentillas.

Las verdes están diseñadas para lograr una mirada peligrosa e inolvidable. Siendo el color de las personas que no quieren pasar desapercibidas, ofreciendo unos ojos sorprendentes e inolvidables.

Las azules suelen ser las terceras que mejor resultado dan. Constituyen la opción intermedia entre el gris y el verde, aunque en ojos muy oscuros, no suelen dar tan buen resultado como las anteriores.
Quizás porque estamos más acostumbrados a ver ojos azules, pero es cierto que las azules suelen quedar un poco falsas.

Y recordad que las lentillas de color pueden ser anuales, mensuales o diarias. Siendo la recomendada las mensuales, ya que las diarias son muy finas y el color no es muy bueno; Y las anuales son muy caras y no se pueden limpiar correctamente.
Las lentes de contacto de color son unos productos cosméticos que pueden cambiar el color de los ojos, además de conseguir una buena visión sobre las personas con ametropías.
Las lentes de contacto de color están formadas por una lentilla normal transparente cuya periferia ha sido coloreada para conseguir imitar un iris del color deseado.

Lentillas de color: Tipos:

Pueden ser de todos los colores imaginables, pero el resultado final dependerá tanto de la intensidad como del color de los ojos y de las lentillas.
Los colores más usados son el verde, el gris y el azul. Pero hay muchos más como el marrón, el naranja o el violeta. En la mayoría de los usuarios el verde es el más explosivo mientras que el gris suele quedar bastante natural.

Pueden ser anuales, mensuales o diarias dependiendo de la frecuencia del reemplazo.

Las anuales no son muy recomendadas ya que no se pueden limpiar en profundidad por el color, y esta limitación puede provocar complicaciones serias.

Las anuales solo tienen que ser la primera opción cuando estemos delante de un ojo con parámetros pocos habituales.

Las mensuales son las más vendidas y las que mejor resultado dan. Su expresión es muy lograda y al tener un reemplazo tan limitado, las convierte en una opción muy higiénica y por lo tanto la preferida para todos los usuarios.

Las lentillas de reemplazo diario están destinadas para los usuarios esporádicos. Su manipulación suele ser más complicada ya que son muy finas.

Sobre los ojos de color intenso, no suelen quedar demasiado bien, logrando en la mayoría de los casos una expresión de dudosa naturalidad.
En cuanto a su utilización, no deben de ser utilizadas más de ocho horas al día y las lentes de contacto de color se tienen que limpiar con solución única.