Todo sobre las Lentillas Multifocales

Entre los muchos tipos de lentes de contacto existentes podemos encontrar las denominadas lentillas multifocales. En este artículo trataremos de explicar qué es esta variedad y comentaremos toda la información de interés relacionada con estas. No dudes en seguir leyendo si te gustaría conocer todo lo relacionado.

¿Qué son las lentillas multifocales?

Las lentillas multifocales son lentes de contacto diseñadas para corregir la visión de cerca y de lejos en personas con presbicia o vista cansada. La presbicia es una condición visual relacionada con la edad en la que el cristalino del ojo pierde su flexibilidad, lo que dificulta el enfoque en objetos cercanos.

Las lentillas multifocales están diseñadas con múltiples zonas de enfoque. Tienen una zona central para la visión de cerca, que permite ver objetos cercanos con claridad, y una zona exterior para la visión de lejos, que proporciona una visión nítida a distancia. Estas zonas se combinan de manera gradual para facilitar una transición suave entre las diferentes distancias de enfoque.

Cuando se utiliza este tipo de lentes, el cerebro se adapta automáticamente a la zona adecuada según la distancia del objeto que se está mirando. Esto permite una visión clara tanto de cerca como de lejos sin necesidad de cambiar constantemente las gafas o las lentillas.

Es importante destacar que el uso puede requerir un período de adaptación para algunas personas, ya que el cerebro necesita tiempo para acostumbrarse a la forma en que se distribuye el enfoque en las diferentes zonas de la lentilla. Por lo tanto, es posible que al principio se experimente una ligera sensación de desenfoque o dificultad para ajustar la visión. Es recomendable consultar a un oftalmólogo u optometrista para determinar si las lentillas multifocales son adecuadas para tus necesidades y recibir la prescripción adecuada.

lentillas multifocales

¿Cuál es el precio de las lentillas multifocales?

El precio de las lentillas multifocales puede variar considerablemente dependiendo de diversos factores, como la marca, el tipo de lente, la cantidad de lentes incluidas en el paquete, la región geográfica y el lugar de compra (ópticas, tiendas en línea, etc.). Además, es posible que necesites una receta médica para adquirirlas, por lo que también debes considerar el costo de la consulta con un oftalmólogo u optometrista.

En general, suelen ser más costosas que las lentillas monofocales convencionales debido a su diseño más complejo. Los precios pueden oscilar desde alrededor de 30€ hasta más de 100€ por caja de lentes, dependiendo de los factores mencionados anteriormente.

Es importante tener en cuenta que el precio también puede incluir servicios adicionales, como seguimiento y ajustes por parte de un profesional de la visión. Además, el costo total también dependerá de la frecuencia con la que debas reemplazar las lentillas, ya que algunas se usan diariamente y otras tienen una duración más prolongada.

¿Qué cuidados requieren las lentillas multifocales?

Las lentillas multifocales requieren cuidados similares a los de cualquier otro tipo de lentillas de contacto. Aquí hay algunos consejos generales para el cuidado de las lentes de contacto multifocales:

1. Limpieza e higiene: Lávate siempre las manos con agua y jabón antes de manipular tus lentillas. Utiliza soluciones de limpieza y almacenamiento recomendadas por tu profesional de la salud visual para limpiar y desinfectar tus lentillas. Sigue las instrucciones de uso de las soluciones y evita el contacto de las lentillas con el agua del grifo u otros líquidos no estériles.

2. Almacenamiento adecuado: Guarda tus lentillas multifocales en un estuche limpio lleno de solución fresca. Asegúrate de cambiar la solución con regularidad y enjuagar el estuche después de cada uso. Evita exponer tus lentillas a temperaturas extremas o a la luz solar directa.

3. Tiempo de uso: Sigue las recomendaciones de tu profesional de la visión en cuanto al tiempo de uso diario y la frecuencia de reemplazo de tus lentillas multifocales. Algunas lentillas son desechables diarias, mientras que otras pueden durar más tiempo antes de ser reemplazadas.

4. Evita el contacto con agua: No debes nadar ni ducharte con las lentillas puestas, ya que el agua puede contener microorganismos que pueden causar infecciones o dañar las lentillas.

5. Evita el uso prolongado: Si tus lentillas multifocales están diseñadas para un uso diario o de uso prolongado, es importante seguir las instrucciones y evitar usarlas durante períodos más largos de lo recomendado. Esto ayuda a prevenir la sequedad ocular, la irritación y el riesgo de infecciones.

6. Exámenes oculares regulares: Programa revisiones regulares con tu oftalmólogo u optometrista para evaluar la salud de tus ojos y asegurarte de que tus lentillas multifocales sigan siendo adecuadas para tus necesidades visuales.

Recuerda que estos son solo consejos generales, y es importante seguir las recomendaciones específicas de tu profesional de la salud visual para el cuidado de tus lentillas multifocales.

¿Qué opinas sobre toda esta información que te hemos brindado? ¿Crees que es útil y ha solucionado tus dudas?

Deja un comentario