liquido de lentillas

La limpieza de lentillas tiene como finalidad su conservación, desinfección y acondicionamiento para conseguir un porte seguro, sin ninguna posibilidad de causar molestias o infecciones.

En la adaptación, los contactólogos debería de ofrecer las instrucciones de mantenimiento por escrito para evitar errores y posibles complicaciones.

Limpieza de lentillas: Tres pasos

  • La pulcritud es lo más importante cuando se usan lentillas, para ello es necesario lavarse las manos antes de manipularlas.
  • Tan pronto como se retiren las L.C. debe procederse a su limpieza.

Frotar ligeramente con las yemas de los dedos, esta operación debe realizarse al ponerlas y al quitarlas para potenciar la acción de limpieza. Para evitar a los organismos responsables de infecciones oculares es necesario que las lentes de contacto permanezcan un tiempo mínimo en la solución limpiadora y así realizar una desinfección adecuada, el tiempo dependerá del líquido utilizado.

Guardar siempre las lentes de contacto en una solución especial para lentes (no mezclando nunca distintas soluciones, ni agua) y no usar un líquido abierto después del tiempo recomendado por el fabricante pues aumentan las posibilidades de contaminación.

  • Higiene del estuche de las L.C. que debe reemplazarse periódicamente una vez al mes o como mínimo cada vez que se abra un bote de líquido nuevo ya que aún cumpliendo las normas de higiene, los estuches son en muchos casos el motivo de contaminación de las lentes.

En la limpieza de lentillas de silicona realizar el mismo cuidado, pero este material tiene más tendencia a depósitos lipídicos por lo que se recomienda añadir agentes surfactantes.

Limpieza de lentillas: Ojos secos

En la actualidad, existen muchas personas con muy poca lágrima ocular. Se considera una pandemia que afecta a las personas de más de 50 años y que viven en países muy soleados.

Cuando nos encontremos unos ojos secos, se tiene que recomendar lágrima artificial para mejorar la comodidad y además, la persona tiene que realizar la limpieza con productos más agresivos, pues estos ojos tienden a acumular más depósitos y por lo tanto, sino se hace correctamente, tienen más posibilidades para desarrollar una infección.
[ratingwidget]