hipermetropia

Muchas personas son más miopes o menos hipermétropes con baja iluminación que a la luz del día. Esto es debido a que la baja iluminación es un estímulo insuficiente para activar el mecanismo acomodativo del ojo.

Para que la acomodación se relaje totalmente cuando una persona observa un objeto lejano, dicho objeto debe tener suficientes detalles para formar una imagen nítida sobre la retina.

Con baja iluminación, los detalles no se ven, dando lugar a una especie de “suspensión” de la acomodación a una distancia intermedia. Un factor adicional responsable es el aumento de la aberración esférica del ojo debido al incremento del diámetro pupilar con baja iluminación.

La presencia de miopía nocturna tiene consecuencias prácticas importantes para el optometrista. Por ejemplo, uno de los primeros síntomas de la miopía en un adulto joven puede ser la dificultad para ver mientras conduce por la noche.

Por otro lado, si a un hipermétrope se le ha corregido un pequeño grado de hipermetropía, puede ocurrir que, aunque no tenga problemas de visión durante el día, ésta sea borrosa durante la noche mientras utiliza la corrección óptica. Generalmente, el grado no es mayor de 0.50 D.
[ratingwidget]