Óptica: Estafa común

óptica estafa

La óptica es un establecimiento sanitario pero no por eso deja de ser un negocio. En la actualidad han surgido modelos empresariales basados sobre todo en la piratería.

Cuando hablo de la piratería, no me refiero a las gafas de chino que no valen para nada, sino a la acción de vender una cosa y poner otra.

El mundo de los cristales es prácticamente desconocido para la mayoría de los profesionales que se dedican a la óptica y por lo tanto, ese desconocimiento se transforma en una puerta abierta hacia el menor coste/mayor beneficio.

Óptica: Estafa común

La estafa más común en una óptica desleal puede estar asociada al hecho de vender un tratamiento antirreflejo bueno, con todo incluido y pedirle al fabricante el tratamiento más básico.

Por lo tanto, el cliente paga por un tratamiento económico el precio del bueno. Así la empresa amplía significativamente su margen de ganancia.

Otra estafa común pero más peligrosa, se da en alguna óptica con las lentes progresivas.

En las lentes progresivas se ve limpio en el centro, pero no por los lados.

Cuanto más calidad tenga unas progresivas, el espacio de la lente con visión mala será más pequeño y así, los usuarios se adaptarán con mayor facilidad ya que su campo visual será mucho más grande.

Por lo tanto la estafa consiste en vender unos progresivos amplios por otros de peor calidad.

Las gafas estéticamente serán iguales pero el usuario verá mal por los laterales y la lectura se convertirá en imposible.

La óptica se defenderá: Hay que acostumbrarse.

Sería injusto no explica que la calidad de los progresivos depende de la marca y también de la graduación.

Si hay cambio de graduación a peor, los progresivos de la misma marca también serán peores o tendrán los campos de visión limpios más pequeños.

En este caso si es necesario acostumbrarse a las nuevas distancias.

Óptica: Consejos para no ser estafado

Para impedir alguna de estas estafas, lo mejor que se puede hacer es exigir los sobres de las lentes a la óptica y luego llamar al fabricante para que nos informe sobre los detalles.

En los sobres siempre ponen la graduación, los tratamientos y la marca.

La mayoría de las personas que no han conseguido usar gafas progresivas es por que nunca han usado unas lentes de calidad.

Para conocer todas las marcas de las progresivas os dejo este enlace: Óptica

Así la óptica no podrá hablar por hablar y habremos pagado por lo comprado.

¿Cómo puedo saber si me están tomando el pelo?

Con sentido común se puede acertar en la mayoría de los casos.

La óptica está controlada por muy pocos distribuidores, por lo tanto apenas hay competencia.

Para ponerte un ejemplo: Varilux, Essilor, Kodak, Shamir, Rayban, Oakley, Vogue, Ralph, Armani, Prada, D&G, Óptica 2000… ¿Te suenan estas marcas? Pues todas pertenecen a la misma empresa.

Entonces, si tres o cuatro compañías controlan totalmente la distribución hacia las ópticas ¿Cómo va a existir grandes diferencias de precio entre una óptica y otras, si todas trabajan con el mismo proveedor?

E incluso las franquicias lo tienen aún peor: ¿Sabes que un anuncio en la televisión ronda los 10.000€ el segundo? Imagínate el sobrecargo que tiene que llevar esas gafas.

Pero también es verdad, que las ópticas que son muy grandes, como compran mayor cantidad, en teoría podrán tener mejor precio ya que pueden presionar a los proveedores.

¿Y si los proveedores también tienen sus propias tiendas? General Óptica pertenece a De Rigo como Tous, Police, Sting, Carolina Herrera… ¿Van a competir en precio con otra óptica?

Essilorluxotica tiene Óptica 2000, Rayban Store, Sunglass Hut…

Es un mercado maduro, lleno de marketing con los precios muy controlados o básicamente sin competencia.

Si hay mucha diferencia entre una óptica y otra… ¡Desconfía!

 

Comentarios44

Añade tu comentario

Pago Seguro

Precio Mínimo

Envío Gratis