Optotipo: Test visual

optotipo

Optotipo es una figura o símbolo con unas características especiales que se utiliza como estimulo para la medida de la agudeza visual.

Cada optotipo esta compuesto por rasgos, cada uno de los cuales debe subtender un determinado angulo, que esta en razón directa con el tamaño y en razón inversa con la distancia al mismo.

Para determinar la AV los test aparecen presentados en conjuntos ordenados en tamaño decreciente, y nos darán medidas entre 0,1 y 1,0 en pasos de 0,1.

Las formas de presentación son muy variadas, algunas de ellas son “C de Landolt”, “E de Snellen” o “Letras de Sloan”. En cualquier caso todas mantienen la misma angulosidad.

¿Cuál es la historia del Optotipo?

Küchler, un oftalmólogo alemán, diseñó un gráfico en 1836 usando figuras cortadas de calendarios, libros y periódicos pegados en filas de tamaños decrecientes en papel.

Estas figuras incluían cañones, armas, pájaros, equipo de granja, camellos y ranas.

Este sistema era limitado porque las figuras no eran consistentes en peso visual o estilo.

El Dr. Küchler continuó refinando su gráfico, y en 1843, publicó una nueva versión usando 12 filas de letras de Carta-negra disminuyendo su tamaño.

Este gráfico no fue ampliamente adoptado (es difícil imaginar por qué) y fue publicado sólo una vez en 1843.

El siguiente desarrollo significativo en el diseño de la carta de agudeza visual fue el optotipo Snellen, que es reconocible para la mayoría de los españoles por las letras DMV.

El optotipo Snellen fue diseñado por el oftalmólogo holandés Herman Snellen en 1862 como un medio para mejorar la naturaleza subjetiva de las pruebas de visión, lo cual se lograba generalmente haciendo que los pacientes leyeran un pasaje del texto con las manos, o que el médico lo pusiera a una distancia.

Esta prueba tenía limitaciones obvias: los resultados dependían de la capacidad de lectura del paciente, la legibilidad del tipo de letra utilizado y el hecho de que el paciente pudiera adivinar la siguiente palabra leyendo una frase.

Según el Dr. August Colenbrander, científico del Instituto de Investigación Ocular de Smith-Ketterwell y experto en el diseño de tablas optométricas, Snellen comenzó a experimentar con símbolos como cuadrados y círculos para su tabla optométrica, pero descubrió que era difícil para los sujetos de la prueba describir los símbolos con precisión.

Así que pasó a utilizar las letras.

Los caracteres de las primeras cartas de Snellen eran: A, C, E, G, L, N, P, R, T, V, Z, B, D, F, H, K, O, S, U, Y, A, C, E, G y L.

Las letras utilizadas eran paragones egipcios o serifas de losa de grosor de línea contrastante con trazos cruzados ornamentales en los terminales.

Snellen teorizó entonces que los sujetos de prueba serían capaces de identificar más fácilmente las letras no ornamentadas, monolíticas/de igual peso de tamaño visual consistente, y así creó el optotipo.

A primera vista, puede parecer que los optotipos de Snellen son Lubalin Graph o Rockwell.

Pero tras un examen detallado, es evidente que estos caracteres son bastante atípicos.

La mayoría de las cartas Snellen contienen once líneas de letras de imprenta.

La primera línea consiste en una sola letra grande, la mayoría de las veces una E.

Las filas subsiguientes tienen un número creciente de letras que son progresivamente más pequeñas en tamaño.

El sujeto de prueba, desde una distancia de 6 metros, cubre un ojo y, comenzando por arriba, lee en voz alta las letras de cada fila.

La fila más pequeña que puede leerse con precisión indica la agudeza visual en ese ojo en particular.

Los actuales gráficos de Snellen utilizan nueve letras, C, D, E, F, L, O, P, T, Z.

Nótese que con la excepción de la E y la O, las letras son todas consonantes.

Las diversas formas del optotipo permite a los sujetos de prueba identificar las verticales, horizontales y diagonales.

Estas formas de letras también son muy eficaces para identificar el astigmatismo.

Aunque las actuales Cartas Oftálmicas de Snellen pueden variar en el número de filas, la gradación del tamaño y el diseño con o sin serifas, sus puntos en común incluyen la forma rectangular.

Esto dicta el número variable de optotipo que aparece en cada línea según lo permita el espacio.

Como resultado de los continuos refinamientos, la mayoría de las Cartas Snellen actuales siguen una progresión logarítmica, han mejorado los diseños de las letras, y una progresión uniforme del 25% de línea a línea.

Añade tu comentario

Pago Seguro

Precio Mínimo

Envío Gratis