Paquimetría: Definición

paquimetría

Paquimetría es la medida del espesor corneal. Valor muy importante en el diagnostico de glaucoma ya que se utiliza como valor corrector de la PIO.

Paquimetría:

Pio, estado de papila, CA y últimamente la histeresis corneal son valores a tener en cuenta en la prevención del glaucoma.

¿Qué es la paquimetría corneal?

La paquimetría corneal es un examen no invasivo que, utilizando un microscopio especular o un tomógrafo de coherencia óptica (TCO), proporciona el valor del grosor de la córnea, que representa la parte anterior del ojo.

¿Cómo se realiza la paquimetría corneal?

El paciente se sienta frente al instrumento, con la barbilla y la frente apoyadas en soportes especiales.

Es necesario que el paciente permanezca con el ojo quieto y abierto para fijar una vista ligera, mientras que los datos son adquiridos por el operador en unos pocos segundos.

  • ¿Para qué es?

La paquimetría corneal es uno de los exámenes preliminares fundamentales en la cirugía refractiva, la cirugía de la córnea, la reticulación, en la evaluación de los pacientes con hipertonía ocular y, junto con la topografía corneal, es indispensable para el diagnóstico del queratocono.

  • Información útil

En la seguridad social la ausencia de compromiso impide la prestación del servicio.

Tenga en cuenta que el médico de cabecera debe escribir en la encuadernación: nombre, apellido y edad del paciente, código fiscal, servicio solicitado, pregunta de diagnóstico, indicación de cualquier exención y nivel de urgencia.

Prestaciones privadas: no es obligatorio tener una prescripción médica de un especialista, pero sin embargo es aconsejable.

  • Reglas de preparación

El examen no requiere ninguna preparación por parte del paciente, y la dilatación de la pupila no es necesaria.

El examen no es ni peligroso ni doloroso, ya que no hay contacto entre el instrumento y el ojo del paciente.

El propósito de la paquimetría es medir, de varias maneras, el grosor de la córnea en varias áreas.

La realización de este examen es útil para vigilar la evolución de ambas enfermedades caracterizadas por un adelgazamiento progresivo de la córnea (como el queratocono) y el glaucoma.

Este examen instrumental es esencial para la planificación de la cirugía refractiva u otros tratamientos en la córnea.

¿Cuándo está indicado?

La paquimetría corneal puede ser recomendada durante el examen ocular.

Este examen es importante para el diagnóstico de las siguientes condiciones patológicas:

Queratocono: en asociación con la topografía corneal, el mapa paquimétrico es un examen esencial para establecer la presencia de esta patología.

Dentro de este cuadro clínico, el paquímetro permite evaluar el grosor en el ápice del cono, así como vigilar la evolución de la enfermedad (seguimiento) y planificar las intervenciones más adecuadas para el paciente (reticulación, queratoplastia laminar o perforante, anillos intraestromales, trasplante de córnea, etc.).

Hipertensión ocular: la paquimetría es de gran importancia en la evaluación y el seguimiento de los pacientes con aumento de la presión intraocular, limitando la evolución de los daños glaucomatosos mediante una intervención médica temprana.

En lo que respecta a los tratamientos oculares, la paquimetría corneal es importante para la elección de la intervención o el protocolo terapéutico que se adopte.

En el contexto de la cirugía refractiva, un grosor de córnea de más de 500 μm hace posible la opción de la técnica láser.

Sin embargo, cuando la paquimetría proporciona un valor menor, debe considerarse otro procedimiento, como el PRK (método más superficial).

El examen también es importante para excluir del tratamiento a los pacientes con un grosor insuficiente de la córnea para apoyar dicha cirugía y para reconocer las ectasias corneales en los sujetos que ya se han sometido a una cirugía refractiva.

Cuando el paciente sufre de queratocono, la paquimetría es uno de los exámenes preliminares fundamentales para establecer las indicaciones del tratamiento.

La medición del grosor de la córnea permite determinar si el reticulado (para el que se requiere un grosor mínimo de 400 μm), los anillos intraestromales (grosor mínimo de 400 μm en el lugar de la incisión) u otro tipo de cirugía, como la queratoplastia laminar o perforante, es más adecuada para el paciente.

En los casos más graves de queratocono, en cambio, es aconsejable utilizar el trasplante de córnea (obligatorio si se ha producido una perforación).

Añade tu comentario

Pago Seguro

Precio Mínimo

Envío Gratis