PTERIGIUM

Pterigium es un pliegue fibrovascular que parte de la conjuntiva interpalpebral y se extiende hasta la córnea(normalmente aparece en el lado nasal).

Adopta una forma triangular con la base externa y la punta avanzando hacia el centro de la córnea de forma muy lenta.

La luz solar y la irritación crónica son los factores de crecimiento. Puede ser asintomático u ocasionar molestias, enrojecimiento y disminución de la agudeza visual en casos avanzados.

El tratamiento quirúrgico se plantea cuando se aproxima al eje visual o si existe una irritación crónica que no ceda con tratamiento tópico. Son frecuentes las recidivas (la aplicación de mitomicina reduce el riesgo de que se vuelva a desarrollar).

Pterigium: Origen y tratamiento

  • Epidemiología:

Se suele presentar en las personas que viven en climas cálidos, como una respuesta a una exposición intensa a la luz solar y puede ser recurrente.

  • Signos:

El primer signo son pequeñas y grises opacidades corneales cerca del limbo nasal.

La conjuntiva crece por encima de las opacidades corneales produciendo la forma triangular del pterigión e invadiendo la córnea.

También se puede observa un depósito de hierro en el epitelio corneal.

  • Síntomas:

Puede ser asintomático hasta que llega al centro de la córnea e interfiere en el eje visual del paciente. Esta alteración también puede producir astigmatismos altos, por la tensión que ejerce sobre la córnea.

  • Tratamiento:

– Escisión quirúrgica.

– Queratoplastia laminar.

El único tratamiento es quirúrgico. Está indicado en casos avanzados, cuando el Pterigium está próximo a invadir el eje visual, o también por motivos cosméticos.
[ratingwidget]